Relación entre oclusión dental y desalineación del Atlas
5 (100%) 1 vote

alineación_atlasHemos constatado que la realineación del Atlas es capaz de influenciar positivamente eventuales posiciones incorrectas de la mandíbula, haciendo posible una mejora de la maloclusión. Molestias como la neuralgia del trigémino o la síndrome de la ATM (articulación temporomandibular) pueden empeorar a causa de una posición incorrecta del Atlas.

Muchas personas refieren que han observado cambios en la alineación de la mandíbula después del tratamiento del Atlas: si la mandíbula resulta sólo levemente desviada, gracias a la corrección del Atlas, el problema se podría resolver espontáneamente.

En ciertos casos, después de la corrección del Atlas, el paciente vuelve a adquirir una postura perfectamente simétrica. En otros casos, sin embargo, la postura se corrige sólo parcialmente. Por consiguiente nos hemos preguntado a qué podría ser debida esta diferencia de reacción.

Después de una atenta observación ha sido posible concluir que en los sujetos cuya postura se corregía sólo parcialmente, también la mandíbula era objeto de una importante desalineación (maloclusión).

En los casos de maloclusión extrema, sólo con la corrección del Atlas no es posible alcanzar la solución completa del problema y, por tanto, se hace necesario actuar directamente sobre la mandíbula y, más concretamente, sobre los dientes, que son los responsables de la posición incorrecta de la misma.

Test para verificar la desalineación de la mandíbula (maloclusión):

Verificar la presencia de una maloclusión es muy simple, basta mirarse al espejo teniendo la boca cerrada y relajada con los dientes juntos o, mejor aún, tomarse una foto del rostro y después observarla atentamente.

Como se pude apreciar en la siguiente foto, las líneas de referencia permiten considerar la mandíbula en relación con el cráneo.

Si la mandíbula está alineada y se encuentra en la posición ideal, entonces la línea de los ojos está perfectamente paralela respecto a la línea de los labios (L=R en la imagen) y el centro de la barbilla se encuentra en la línea mediana del rostro.

Si se aprecia un desplazamiento de esta situación ideal, significa que existe una maloclusión.

oclusion_dental

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Cómo se corrige la maloclusión?

Sólo modificando los dientes se obtiene una alineación duradera de la mandíbula y, por tanto, una oclusión correcta. Con otros tipos de tratamiento realizados a nivel muscular en la mandíbula ¡se obtiene únicamente un efecto temporal!

Existen varias posibilidades para modificar la altura y la superficie de contacto de los dientes. Es conveniente hablar con un dentista competente que conozca la relación entre postura y oclusión. Lo que cuenta al final es el resultado: ¡la mandíbula debe ser alineada!

Muy frecuentemente vemos personas con una importante maloclusión, convencidas de haber resuelto el problema ¡sólo porque se han puesto un aparato dental (brackets dental). Si el test descrito anteriormente indica que la bracket_metalicomandíbula está desalineada, entonces significa que existe maloclusión ¡independientemente de lo que haya dicho el dentista.

Es necesario resolver absolutamente la maloclusión, es una cuestión indispensable si queremos envejecer manteniendo la salud.

Otro punto importante para curar y seguir manteniendo la buena salud es el siguiente: ¡hay que evitar absolutamente los metales en la boca, Amalgamas, oro, titanio u otras aleaciones, independientemente del metal de qué se trate (incluso los implantes) no deben encontrar lugar en la boca. La experiencia ha demostrado que cualquier metal presente en la boca, resulta a largo plazo nocivo para la buena salud de muchos pacientes.

¿Cómo es posible que la mandíbula influya en la postura?

“Suspendido” bajo la mandíbula se encuentra el hueso Hioides, que está conectado no sólo a la mandíbula sino también a la parte posterior del cráneo en la región del Atlas. El hueso Hioides es el único hueso del cuerpo sin conexiones directas con otros huesos, se trata prácticamente de un hueso independiente.

El Hueso hioides se comporta en el cuerpo como el nivel de burbuja del albañil: realiza la regulación estática de la postura. El hioides es el punto crucial de conexión de las cadenas musculares de las que depende la postura. En la parte superior, el hueso hioides está unido a la mandíbula; un deslizamiento espacial de la mandíbula corresponde a un deslizamiento del hueso hioides que, a su vez, modifica la tensión de las cadenas musculares que regulan la postura estática del cuerpo.

La secuencia es la siguiente: los dientes determinan la posición de la mandíbula, la mandíbula determina la posición del hueso hioides y éste regula la postura del resto del cuerpo.

Las contracturas musculares creadas por la desalineación del Atlas y la posición incorrecta de la mandíbula, son factores que determinan las tensiones asimétricas sobre el hueso hioides y el consiguiente daño en la postura como puede ser la pelvis inclinada o un hombro más alto que el otro.

Esto explica el motivo por el cual la corrección de la pelvis realizada por quiroprácticos y osteópatas no dura en el tiempo: ¡el problema de base está al origen! Hasta que no se corrija el Atlas, y si fuera necesario también la mandíbula, la pelvis volverá a asumir siempre una posición asimétrica. Prueba de ello es que corrigiendo el Atlas y la mandíbula, la pelvis se realinea por si sola y, lo que es más importante, permanece alineada.

La práctica ha demostrado que la ya anticuada teoría ortopédica, según la cual la desalineación de la pelvis tiene origen en los pies o en el problema de una pierna más alta que la otra, en la mayor parte de los casos no es correcta.

Intervenir en la edad adulta:

En edad adulta, a causa de caries, posiciones incorrectas de los dientes, extracciones, abrasión debida al rechinamiento nocturno (bruxismo), la superficie de los dientes, es decir, las cúspides se modifican y por consiguiente cambia también la oclusión, determinando a su vez un empeoramiento de la postura.

ANTES de intervenir en los dientes es necesario estudiar exactamente la oclusión y la postura para tener bien claro exactamente el resultado que se pretende obtener. Sin un estudio preliminar se corre el riesgo de empeorar ulteriormente una situación ya precaria, además de gastar dinero inútilmente.

Fuente : Manuel Enrique Orihuela (Osteópata) 

 

Cualquier mayor información no dudes en escribir tu comentario y contactar con nosotros. Recuerda que a través de Doctoralia, puedes directamente reservar tu sesión en Shen Corpore: osteoapatía, masaje, dieta o terapia que necesites, escogiendo el día y la hora que te vaya mejor. Además podrás encontrar opiniones de otros pacientes. >> Reservar en Shen Corpore

Si te ha gustado este artículo, no olvides seguirnos en nuestras Redes Sociales: Facebook: @osteopatiashencorpore / Instagram:  @osteopatia_shen_corpore / Twitter: @ShenCorpore y compartirlo con los tuyos.  Para poder recibir más notícias, puedes seguir leyendo nuestro blog y suscribirte a nuestro boletín mensual.