Grasa, qué tipo tienes y cómo eliminarla
5 (100%) 1 vote

Las consecuencias tras las comilonas de estas fiestas

A estas fechas, seguro que ya as trazado tus nuevos objetivos de año, estarás poniendo en marcha tus mejores intenciones de eliminar ese acompañante indeseado que es la grasa mal puesta ¿verdad? Pero realmente sabes ¿Qué tipo de grasa tienes y cómo puedes eliminarla?

¿Te encuentras preocupado/a por tu aspecto y por las consecuencia que han dejado estas grande comilonas de las fiestas o simplemente después de todo un año de desajustes alimenticios?

Pues como tú, muchos son los que estan en la misma situacion . Y está claro que la primera preocupación no suele ser el tamaño muscular sino el tamaño lipídico (los michelines).

Y  ahora te pregunto:

  • ¿Cómo acumulas tú esa grasa?
  • ¿La estás colocando en la cintura?
  • ¿Te la pones en las caderas?

Imagino que te habrás dado cuenta que la grasa tiene varias posibles ubicaciones. Es por ello que en este artículo, voy a explicarte a qué se debe y como puedes controlarlo. ¡Aún tienes esperanza de moldear tu cuerpo!

Sin duda el objetivo deberá siempre ser: conseguir armonía y con ésta, equilibrio. Por supuesto, vamos a generalizar, pero, a grandes rasgos podríamos establecer la siguiente clasificación:

La Grasa Alimentaria y cómo combatirla:

La grasa acumulada en la parte superior del cuerpo, se corresponde a la obesidad llamada alimentaria.

Aparece como motivo de una ingesta calórica alta y mantenida. Como todas, seguro que estarás pensando, pues te diré que no es así. En este caso es una grasa dura, localizada en tórax, nuca y cara.

Por ello, se podría combatir con una paulatina disminución de las calorías de nuestra dieta. Debemos recordar que no es aconsejable retirar más de 500 calorías de golpe y que éstas, deben repartirse entre: carbohidratos, proteínas y grasas.

Un promedio saludable para bajar de peso está comprendido entre 500-1000 gr a la semana.

La Grasa Abdominal y cómo combatirla:

La obesidad abdominal (la típica del cervecero barrigón y de piernas delgaditas), está relacionada con problemas cardiovasculares. Aparece en relación a malas digestiones por deficiencias en el hígado y en el páncreas.

Es frecuente en los casos de hiperinsulinismo, es decir, cuando abusamos de pasta, pan, dulces, cerveza, etc. En la mujer, suele ocurrir cuando se padece estreñimiento severo.

¿Solución? Disminuir  la cantidad de carbohidratos complejos. Buscar los de menor índice glicémico y utilizar suplementos que ayuden a regular la insulina cromo: garcinia, vanadio, zinc, glutamina, fibra, etc. que podrás encontrar en nuestra tienda Pura Vida.

Para el estreñimiento, la más sencilla de las soluciones (y que me perdonen los fabricantes de laxantes):

  1. Antes de desayunar, tomar un kiwi más un vaso grande de agua.
  2. Otro, antes de merendar.
  3. Si no resultara suficiente, existen soluciones naturales que ayudan a cuidar tu flora intestinal.

También en otros artículos anteriores, hemos tratado el tema de cómo mantener limpio un hígado y Pancreas.

Tipos de obesidad: Sedentaria, Circulatoria y Genital

1. La obesidad sedentaria:

Cuando la grasa abunda en la región de los “michelines” en los laterales de la cintura, tan frecuente en los hombres, estamos ante la obesidad sedentaria.

Cualquier tipo de entrenamiento, tan aeróbico (cardiovascular) como anaeróbico (pesas) puede sernos útil.

Un minino de 3 días a la semana de 1 hora puede ser suficiente.

2. La obesidad circulatoria:

– Cuando es por debilidad capilar, la grasa se localiza en piernas y brazos en forma de bota y sobre todo la mujer, no tolera bien el frío.

– Cuando afecta al sistema venoso, se localiza en las piernas y suele empeorar con los embarazos.

– La linfática también afecta a las piernas pero es dura, lisa y no se altera con los cambios de temperatura. Difícil de tratar, pues no se debe a la alimentación, aunque pueden empeorarse con el consumo de alcohol, tabaco, azúcares, etc.

Es muy importante la herencia (cómo estaba el sistema circulatorio materno). El ejercicio puede mejorar un poco el aspecto, pero necesitamos recurrir a productos como: aesculus, hammemelis, etc,  para mejorar la circulación, drenajes linfáticos, y descongestivos del hígado y del intestino. Todos estos productos, los puedes encontrar en nuestra tienda Herbodietética Pura Vida.

Ingerir menos calorías, puede ser muy perjudicial, ya que la mujer tiene un organismo muy preparado para la supervivencia por la maternidad.  De manera que tiene tendencia a responder en contra de cualquier cambio a que le sometamos.

Comer menos, se compensa con un metabolismo más lento y una disminución en la capacidad de manejar las grasas como combustibles.

3. La Obesidad Genital:

También corresponden a la mujer la obesidad genital: Se localiza en las caderas y nunca ceden. Del mismo modo que en el caso anterior, no es recomendable comer menos para quitar esta grasa ya que se debe a factores hormonales.

Las hormonas femeninas, convierten este tejido en una grasa de reserva y no permiten que se eliminen. La mala utilización de píldoras anticonceptivas, (totalmente desaconsejada por mi parte a nivel personal, por sus grandes consecuencias negativas que trae al cuerpo de la mujer), situaciones de estrés, problemas emocionales, también pueden ocasionarla.

Comer menos, sólo eliminará grasa en cara, cuello, pecho y cintura. Las caderas apenas cambiarán y cuando te sientas aburrida de perder el tiempo con la dieta y vuelvas a comer normalmente, “ganarás” mucha grasa y en todo el cuerpo, lo que generalmente llaman efecto Yo-yo.

La mejor forma de eliminar esa “molesta” zona (sólo se ha considerado “molesta” en los últimos 20 años), y posiblemente la única, sea el ejercicio aneróbico. Es decir, o corres velocidad o haces pesas.

Esto se debe al hecho comprobado de que la práctica de aeróbic o deportes de resistencia, quema grasa de todo el cuerpo, excepto de las caderas. En esta zona, hay pocos receptores de adrenalina, sustancia que moviliza los lípidos cuando hacemos este tipo de ejercicio.

El ejercicio anaeróbico, por el contrario, es seguido por un periodo de varias horas en las que se quema bastante grasa, pero en reposo, con baja adrenalina. En ese momento se pierde grasa de todo el cuerpo, incluida la de las caderas.

Conclusiones a tener en cuenta:

  1. Es normal que los hombres adelgacen con más facilidad que las mujeres.
  2. Las mujeres no deberían nunca hacer ningún tipo de dieta hipocalórica.

Por supuesto, ha sido un repaso muy general de nuestras malas curvas, pues lo normal es que las obesidades vayan combinadas y las causas pueden ser aún más variadas, pero aquí tienes algunas pistas muy importantes para mejorar tu silueta .

Si aun con este informe tienes dudas o no sabes como gestionar tu perdida de grasa, puedes ponerte en contacto con nosotros, que sabremos como ayudarte.

 

Artículo de: Gastón Santacecilia (Osteópata D.O.,Terapeuta Bioenergético y Nutricionista Deportivo)

 

>> A través de Doctoralia, puedes directamente reservar tu sesión de osteoapatía, masaje o terapia que necesites, escogiendo el día y la hora que te vaya mejor. Además podrás encontrar opiniones de otros pacientes. >> Reservar sesión en Shen Corpore

>> Si te ha gustado este artículo, no olvides seguirnos en redes sociales y compartirlo con los tuyos. Para poder recibir más notícias de salud y osteopatía, puedes seguir leyendo nuestro blog y suscribirte a nuestro boletín mensual.

 

 

Facebook Twitter Email