CÓLICO DEL LACTANTE

Es la primera razón por la que unos padres llevan a su bebé al osteópata , de cada 10 bebés que acuden a consulta, 8 son por esta razón.

¿Qué es un cólico?

Ahora se le suele llamar síndrome del llanto repentino, realmente un cólico no es ninguna enfermedad , son unas contracciones que le provocan al bebé a nivel intestinal para poder expulsar el gas acumulado, también el sistema digestivo aún está inmaduro, os imagináis que una manzana cayera del árbol estando muy muy verde aún? Pues así nacemos “verdes”.

El nervio vago o décimo par craneal controla la parte parasimpática del sistema digestivo(esta parte del sistema nervioso autónomo nos permite volver al estado de reposo del sistema digestivo trascolicos estresarnos) al no estar todavía “maduro” ese sistema digestivo también se debe trabajar este nervio en una sesión de osteopatía para bebés con unas técnicas craneales de lo más sutiles e indoloras para el bebé.

Las causas más comunes son cesáreas, leche artificial, intolerancias, mala succión (por compresiones craneales o por frenillo), tensiones viscerales, partos con fórceps o  ventosas.. 9 de cada 10 bebés suelen mejorar con tan solo 2 sesiones de osteopatía y la mayoría entre 3 y 4 mejoran al 100%. La clave del éxito está en encontrar la causa del problema, ya que no todo se arregla con “masajes”.

Si tu hijo/a nace con cesárea no ha pasado por el canal del parto lugar repleto de bifidobacterias de la madre esenciales para el niño si a la vez le damos biberón a ese niño aún peor ya que el pezón de la madre al mamar también es lugar repletp de bifidobacterias.

Además la succión en el pecho de la madre ayuda a un mejor movimiento craneal del bebé, una pezonera de biberón que substituye a esto son las llamada calma, pero nunca antes el bebé debe haber probado otras antes que éstas.

¿Qué son las bifidobacterias?

Las bifidobacterias son un grupo de bacterias que normalmente viven en los intestinos, Ayudan en la digestión, y están asociadas con una menor incidencia epidemiológica de alergias y también previenen algunas formas de crecimiento de tumores.

Por lo tanto, a un niño nacido con cesárea no solo habrá que tratarlo si no seguramente deberíamos darle probióticos.

No siempre los probióticos son aconsejables, porqué hay bebés que no tienen falta de éstos y se les receta lo cuál empeora la situación, suele ser niños con barriga muy muy hinchada y muchos gases pero totalmente inodoro.david linares osteopata

El problema de la leche

La leche artificial también suele dar muchos problemas, lactosa, proteína de vaca y muchísimas veces cambiándole el tipo de leche se acaban los problemas por completo, todo este cambio se debe hacer bajo control pediátrico siempre.

A la madre cuando le da pecho también se le pide dejar todol los productos relacionados con la leche de vaca ni soja.

Síntomas cólicos:

–          Niño llora en exceso

–          Se retuerce mucho y se queja

–          Se tira gases en exceso

–           Barriga muy hinchada

–          Gases muy malolientes

–           Suelen dar cólicos a partir de las 18h

–          Suelen dar varias horas

Así pues, es aconsejable que se acuda al osteópata a que revise tu bebé después de un parto y más aún si tiene algunos de estos síntomas. Recuerda que encontrando la causa de los cólicos, el bebé suele mejorar rápidamente.

Para mayor información nos puedes llamar al tel 93.351.9312

 

David  LINARES

Osteópata D.O. – Master en osteopatía pediátrica

Facebook Twitter Email